Red Hat, licencias y suscripciones (y una pequeña reflexión sobre el software libre)

Nota: No soy un experto en licencias o suscripciones, así que todo lo que diga en este post, no se debe tomar al pie de la letra. Si algún concepto está mal, comentádmelo y lo corrijo.

En un anterior cliente (de cuyo nombre no quiero acordarme), supongo que al igual que en muchos otros que os habréis encontrado, tienen la mala costumbre de instalar software sin licencia o suscripción. En este caso, voy a hablar de Red Hat, y su distribución Linux (Red Hat Enterprise Linux o RHEL). Aunque GNU/Linux siempre se ha caracterizado por sus licencias abiertas, quien modifique dicho software está obligado a publicar dicho fuente modificado (realmente depende de la licencia de cada pieza software que compone la distribución, pero aunque no se deba en general, en este post generalizaremos…). Éste es, en parte, el negocio de Red Hat. Ellos hace una recopilación de software, le hacen una serie de modificacionesy mejoras si procede, publican ese código fuente ( SRPMs), y finalmente generar unos binarios que los meten en un CD, además de dar actualizaciones y soporte de ese software. ¿Y qué es lo que pasa? Pues esos CDs “no te los puedes bajar gratis” (dependiendo de la licencia se puede permitir cobrar por el trabajo realizado, o incluso no liberar las modificaciones hechas). Esos CDs sólo los puedes conseguir si tienes una suscripción con Red Hat (previo pago), o bien si te has registrado para una evaluación. Esta demo incluye lo siguiente:

  • Actualizaciones durante 30 días
  • NO se incluye soporte técnico

De acuerdo con el acuerdo de licencia de Red Hat Enterprise Linux:

Beneficios de las Suscripciones de Software: Por cada Suscripción de Software que compra, Red Hat le proporciona uno o más de los siguientes beneficios:

  • Acceso al Software: Acceso al Software.
  • Mantenimiento del Software: Acceso a actualizaciones, nuevas versiones, correcciones, advertencias de seguridad y corrección de defectos para el Software, cuando y en caso de que estuvieran disponibles.
  • Asistencia: Acceso a la asistencia de Red Hat para cuestiones relacionadas con el Software usado para fines de desarrollo y/o fines de producción (cada uno de los cuales se define a continuación).
  • Open Source Assurance: Las compras en virtud de este Apéndice de las Suscripciones de Software pueden darle derecho a participar en el Programa de Open Source Assurance de Red Hat conforme a un contrato por separado, que se puede consultar (en inglés) en www.redhat.com/legal/open_source_assurance_agreement.html.

Vale, me he registrado para una evaluación y me lo he bajado (o bien lo he conseguido por otros medios, ejem), me lo he instalado, y se han pasado los 30 días de evaluación, ¿ahora qué? Pues en principio podrías seguir usándolo. Y entonces, ¿por qué pagar una suscripción? Pues básicamente porque no tendrás acceso a las actualizaciones (algo muy peligroso), pero allá cada uno, y a mayores no tendrías el soporte que te daría una suscripción.

¿Y por qué no usar suscripciones de evaluación indefinidamente (siempre en caso de que sólo queramos actualizaciones y no soporte)? Básicamente porque es una chapuza y no puedes. Tras solicitar una suscripción de prueba, no puedes volver a solicitar otra del mismo producto hasta 90 días después, con la misma cuenta. Podrías usar cuentas de correo falsas para crear nuevas cuentas en Red Hat, y prolongar la agonía indefinidamente…. Pero en resumen, chapuzas y ñapas, y aparte puede que te “pillen”.

Y entonces, ¿por qué no usa todo el mundo CentOS, si es igual que Red Hat? Bueno, si eres administrador de sistemas, y estos no son muy críticos, pues puedes pasar. Pero si eres un pinchaiconos, y no te quieres calentar mucho la cabeza, o eres una gran organización, y necesitas que haya una empresa por detrás que te resuelva los problemas o te aconseje en el despliegue de los sistemas, pues deberías plantearte la suscripción. Si bien es cierto que las suscripciones no son baratas para una pequeña o mediana empresa, en ciertos casos pueden salir rentables.

¿Y cuándo sí que es imprescindible una suscripción? Por ejemplo, si queremos instalar el servidor de base de datos Oracle, éste sólo está soportado oficialmente en Red Hat (y no en CentOS), y además, en muchos casos requieren unas versiones de paquetes que sólo están disponibles en los repositorios de actualizaciones. ¿Y no es posible instalar una versión mayor o menor? Pues sí que es posible, pero Oracle no daría soporte si no se cumplen sus requerimientos. ¿Y si instalo el paquete de actualizado pero de CentOS? Pues eso se ve fácil con un rpm -q, y se vería que no es la versión compilada para Red Hat, sino la de CentOS. ¿Y no podría compilar yo mismo el SRPM? Podrías, pero volvemos a lo de antes: chapuza, ñapa.

Y volviendo a este cliente que os comentaba, la razón que alegaba para instalar Red Hat sin suscripciones es “por si algún día tenemos un problema, compramos una suscripción para esa máquina, y listo”. Qué queréis que os diga, me reservo la opinión. Así no. Así no se avanza con el software libre. Y “promover” el software libre no es simplemente usarlo, que también. Si no se contribuye, se colabora, se hacen donaciones, etc. al final esto no creo que salga bien. Por ejemplo, en las administraciones públicas, pongamos que sustituyen Microsoft Office (cuyo coste en licencias fuera, por ejemplo, de 600.000 euros) y lo cambian por LibreOffice. Qué les costaría, ya que se están ahorrando ese dineral, donar, yo qué sé, un 10% a la Document Foundation, que se encarga del desarrollo; es algo nimio para la administración, pero un gran aporte para la fundación. Si todas las administraciones públicas hicieran esto, no habría, seguramente, tantas quejas sobre la calidad del software (no por LibreOffice, sino por muchas otras aplicaciones que, en mi opinión, se incluyen en muchas distribuciones y que no son alternativas válidas para otras aplicaciones ya consolidadas). Por ejemplo, Linux Mint (para mi la mejor distribución Linux actualmente, en cualquiera de sus entornos), tiene una lista de donantes (la mayoría son particulares), y casi todas son donaciones pequeñas. Pero muchas pequeñas donaciones hacen que se avance.

comments powered by Disqus